¿Dónde Vivian los incas?

Imperio de los Incas

Imperio de los Incas

¿Dónde Vivian los incas?

Larga es la historia acerca de los antepasados indígenas del continente americano, los cuales evidentemente fueron la población más afectada por la conquista de este territorio por parte  de Europeos, inicialmente españoles y luego de diferentes naciones de este mismo continente.

Su nombre (indígenas) proviene del hecho de que Cristóbal Colon en su primer viaje pensó haber llegado a las Indias Orientales formada por Japón India y China.

Muchas fueron los pueblos nativos del entonces nuevo continente (América) que fueron conquistas, entre ellos encontramos los Incas, gran imperio que representa en la actualidad uno de los legados más importantes en las Américas. Los incas fueron los dirigentes del imperio más grande y desarrollado para aquel entonces, pues su gran capacidad como arquitectos deja granes templos y ciudades, hoy día convertidos  en monumentos, Machu Picho, la fortaleza de Sacsayhuamán cerca del Cuzco son ejemplo de las técnicas de ingeniería empleadas por ellos. sx

Cerca del fin del siglo XIV, el imperio comenzó a extenderse de su región inicial en la región de Cuzco hasta la región sur de las montañas Andinas de América del Sur. Esta terminó brutalmente con la invasión española dirigida por Francisco Pizarro, en 1532.


Espacio publicitario


En cuanto a su Dios, Los Incas adoraban al sol, en tanto que sus emperadores eran considerados como descendientes del Dios Sol y eran adorados como divinidades, para los cuales se recolectaba el oro no como material que se utilizara como moneda de intercambio monetario, sino más bien como un decorativo, por medio del cual le rendían tributo.

Su habitad se encontraba en lo que hoy se denomina América del Sur en los territorios que corresponden actualmente a Colombia (sur), Ecuador, Perú, Bolivia, Chile (norte) y Argentina (noroeste). Los territorios que este impero ocupaban se lo denominó Tahuantinsuyo, que significaba en quechua “las cuatro regiones o divisiones”.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *