¿Cómo elegir el mejor telescopio para niños?

El telescopio es un instrumento de mucha importancia para la humanidad, históricamente se alude su inventó a Hans Lippershey en el año 1592, aunque sus modificaciones y mejoras se fueron presentando paulatinamente por otros personajes y estudiosos de la rama de la astronomía y el espacio principalmente. Es un instrumento óptico que mejora la visibilidad de objetos a grandes distancias de manera más detallada y precisa sobre todo empleado para mirar los astros fijados alrededor de nuestro planeta tales como la luna, las estrellas, otros planetas entre otros.

A partir del uso del telescopio la humanidad comprendió mejor nuestra ubicación en el espacio e identificar de manera más precisa y explicable la luna, las estrellas, los planetas y lo que rodea al planeta tierra. Un telescopio se caracteriza por el lente objetivo y su diámetro, de ahí que hay variedad de telescopios hechos para estudiosos de la astronomía, aficionados y hasta para los niños o curiosos que les gusta observar el espacio.

Una vez establecido una pequeña idea clara sobre que es un telescopio y su uso podemos enfocar este corto escrito sobre el uso de estos aparatos por los niños y es de gran importancia si partimos del hecho que hoy en día los pequeños desde sus primeros años empiezan a explorar su entorno en los diferentes ámbitos comenzando de el por qué  de las cosas, haciéndose comunes frases como “por qué la noche es oscura” “por qué el sol produce calor” “por qué hay noches con muchas estrellas y noches con estrellas escasas” en fin los niños de la actualidad son muy curiosos y exploradores y siempre buscan respuestas claras y concretas sobre su cantidad de incógnitas que conforme a su edad y conocimientos van adquiriendo, y es a partir de ello que los padres en el afán de brindar respuestas claras a sus pequeños exploradores y con la convicción de incentivar sus gustos y atracciones a fin de que encuentren su afición hacia una preparación y estudios a futuro, de ahí que la astronomía es una de las ramas que los niños gustan y se interesan sobre todo entre los 5 y 10 años por lo que nace la necesidad para los padres o adultos de optar por comprar un telescopio apropiado para un niño de acuerdo a su edad y condición.

Con base en lo anterior se presenta el problema de qué telescopio se debe comprar, optar por un telescopio que sea apropiado para un niño pero que no sea de juguete, que a pesar de que su lente no sea tan potente y apto para observar detalladamente un astro, si preste el servicio de observar a lo lejos y su uso sea atractivo para el niño e incentive y satisfaga su interés.

Al momento de elegir, se debe tener claro si buscamos un telescopio de juguete, el cual no prestará el verdadero servicio y por el contrario podrá hacer que el niño pierda su interés en el tema del espacio y/o la astronomía, también hay que tener en cuenta que éste no sea complicado de fijar para su uso, si se busca un telescopio básico pero útil es recomendable que el diámetro debe ser mayor a 80 mm, acudir a una tienda especializada en este tipo de aparatos electrónicos y/o  fabricados tecnológicamente debido a su especializada fabricación, aquí un establecimiento comercial recomendado el cual distribuye este tipo de accesorios https://www.galileoitaly.com.ar/ la montura del telescopio es importante tenerla en cuenta también al momento de adquirir uno, las monturas ecuatoriales son muy recomendables, y en general nunca sobra asesorarnos con conocedores del tema antes de adquirir este tipo de productos de los que no conocemos a profundidad sus funciones pero que sabemos son de mucha importancia y de pronto determinantes en futuras decisiones profesionales del niño o la persona que los comenzará a usar.


Espacio publicitario


En general son esas las recomendaciones principales al momento de adquirir un telescopio apropiado para un niño.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *