¿Quien fue el faraon del exodo ?

En cuanto al faraón de Egipto en el libro del éxodo, es una total confucion porque aun no se ha logrado obtener una información bien clara sobre este tema. Pero sin embargo se habla de que el faraón en el tiempo de moisés fue. Ramsés II, quien era hijo  del faraón Seti I y de su Gran Esposa Real, Tuya. Como miembro de una familia militar, desde su niñez vivió la actividad castrense, sobre este tema no hay ninguna fuente confiable que nos hable bien de este tema. Se dice que que no fue hijo  único, según estudios realizados se encontró que tuvo al menos dos hermanas y, al parecer, un hermano llamado Nebchasetnebet, quien murió antes de alcanzar la edad adulta, por lo que Ramsés pasó automáticamente a ser el heredero.

exodo-plagas-15-728

Ramsés siempre estuvo a lado de  su padre en campañas militares para sofocar rebeliones en Canaán. También lo secundó en la guerra contra los hititas que habían ocupado los territorios de Siria, territorios que por tradición le correspondían  al imperio egipcio, pero perdidos hacía varios años debido a la debilidad del rey Akenatón. Ya como comandante, llevó a cabo una campaña contra Kush, en el año 8 del reinado de Seti.

Durante los cinco primeros años de su reinado llevó a cabo cinco acciones militares:

Batalla naval

Expediciones a Asia

La batalla de Qadesh

Conquistas en Libia

Reforma del ejército


Espacio publicitario


 

Egipto conoció su época de mayor esplendor durante su reinado, gracias a la prosperidad económica que favoreció el desarrollo de la literatura y las ciencias,  que le permitió erigir grandes construcciones.

Ramsés en su reinado se dedico a construir templos enormes y espectaculares,  también usurpó muchas de ellas a sus predecesores, incluido su padre Seti I. En sus muchos años de reinado, superó con creces en labor constructora a Amenhotep III, y prueba de ello son algunas grandes obras:

  • La ampliación del templo de Abidos, el Osireion.
  • La ampliación del templo de Amón en Tebas, añadiendo un nuevo patio, los pilonos de la entrada y dos obeliscos de granito rosa.
  • En Karnak terminó la gran sala hipóstila del templo de Amón.
  • El templo funerario del Ramesseum, en el Valle de los Reyes, destinado a ser su tumba.

 

Ramsés fue, junto con Hatshepsut o Amenhotep III, uno de los pocos faraones que realmente creían, o pretendían hacer creer, que habían sido engendrados por la cabeza del panteón, el todopoderoso Amón-Ra.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *