Los hogares son nuestro refugio, un espacio que acondicionamos de la mejor manera para lograr cierta comodidad y estabilidad que en ningún otro sitio podríamos obtener, dentro de estos existen divisiones que nos permiten emplear cada espacio para lo que ha sido diseñado, por ejemplo, baños, habitaciones, salas, recibidores, porches, cocinas y demás.

A su vez cada espacio de nuestros hogares se encuentra estructurado por ciertos elementos como los materiales empleados para su elaboración, pero más allá de lo que nuestros ojos pueden apreciar se esconden componentes o soportes de varios tipos que dan vida a nuestros hogares. Por ejemplo, el sistema eléctrico que circula a través de nuestros muros alimentando cara artefacto eléctrico e iluminando cada rincón, el sistema de tuberías que desplaza el agua en los espacios que la requieren y así muchos más, pero, a su vez estos sistemas dependen de otros para expresar sus funciones como por ejemplo en nuestras cocinas la Grifería es la salida o la conexión de nuestro espacio con el sistema interno de tuberías, algo necesario para este espacio en particular que depende del agua para cada acción que se realiza en él, por eso en particular nos centramos en la extensión de la vida útil de este sistema externo que resulta tan útil y necesario.

Mantener nuestro hogar al cien por ciento es esencial si deseamos mantener todo funcionando y así mantener nuestra propia paz y tranquilidad, pero resulta complicado saber qué hacer en cada situación que se nos presenta, por esto es preferible realizar reparaciones y mantenimientos preventivos para de esta manera evitar tener que llegar a ese punto, con respecto a prevención y cuidados sobre tus grifos todo lo que necesitas lo puedes encontrar aquí, y es que los cuidados de prevención son la mejor solución, evitar tener que solucionar un problema antes de que este suceda es la mejor solución que se puede aplicar. Es necesario brindar diversos cuidados a nuestros sistemas de grifos en especial en la cocina ya que en este espacio se enfrentarán a elementos más fuertes y el deterioro será mayor.

Desde la humedad, la salinidad y la acumulación de pequeños sedimentos, la adhesión de la grasa de la cocina, sabiendo que todos estos elementos pueden y terminaran por causar daños, podemos tomar cartas en el asunto antes de que lo hagan, así como existen diversos factores afectantes podemos aplicar varios tipos de mantenimientos preventivos, la misma agua resulta el problema principal, mientras no empleamos nuestras tuberías y grifos estos acumulan gran cantidad de sal y sedimentos al momento del retorno del flujo acuoso, debemos siempre permanecer atentos a la presión del agua para saber cuándo debemos destapar nuestras llaves y realizar una limpieza profunda, solo debemos cerrar las llaves de paso principal y con las herramientas adecuadas proceder al desmonte y mantenimiento, la Grifería de nuestras cocinas son aún más delicadas en relación con el moho y la grasa que se acumula en sus sistemas de cierre y alrededor de las mismas, pero debemos emplear materiales que no causen desgastes, evitar el uso de almohadillas o esponjas que raspen la superficie niquelada, utiliza productos naturales que no consuman la capa superficial de los grifos, evita el uso de cloros y detergentes con alta concentración y emplea en su lugar vinagre blanco, limón, soda, café molido, agua caliente entre otros. El agua potable es indispensable en nuestros hogares y por eso muchos utilizamos filtros de agua para brindar un tratamiento a la misma antes de su consumo, uno de los más populares y confiables son los grifos con piedras filtradoras, estos deben recibir un mantenimiento prácticamente diario pues la acumulación de partículas en este sistema son más que notorios y el flujo de agua se ve alterado de manera muy evidente, además así evitaras tener que sustituir componentes como la misma piedra del filtro, sustituye periódicamente las uniones de los grifos a las tuberías, los codos y los extensores que se conectan a los grifos con el tiempo se consumen ya que suelen ser de hierro o de PBC que al final no pasan la prueba de resistencia ante el tiempo, y si se nota un deterioro en la dureza, en las uniones o de cualquier tipo y se deja pasar por alto, en un futuro al momento de sustituir un simple grifo se tornara en una tarea mayor al tener que cambiar incluso una tubería completa por no hacer este tipo de cambios a tiempo.

Si realizaras un viaje largo evita el deterioro de tus tuberías aplicando aerosoles anti corrosivos, estos son los mismos que se emplean en la latonería de los vehículos en las zonas con alta concentración salina en el aire, envuélvelas cierra la llave de paso a un punto donde el agua siga circulando, pero con una presión mínima.

 

Compartir