La meteorización

El fenómeno de la meteorización es uno que ocurre a ejemplo claro del agua congelada que al fundirse logra la formación de sales y soluciones, o en el caso del viento  que por su efecto normal que lo caracteriza, mueve las partículas y a las raíces que fracturan a las rocas.  Siendo la meteorización un proceso como tal que en su medio va desintegrando o deshaciendo a su paso material de menor tamaño, que a su vez facilita  el proceso de erosión y transporte posterior.

Tipos de meteorización

La meteorización hace referencia a la descomposición de minerales y rocas sobre la superficie terrestre o en su defecto próximo a la misma, un efecto dado en base a la exposición de agentes atmosféricos y con participación de agentes biológicos.  La meteorización involucra un conjunto de reacciones químicas en las que los productos sirven de reactivos para síntesis subsiguientes. Así de esta forma existe entonces dos tipos de meteorización, uno referente al que ocurre en la superficie del suelo denominado como meteorización edafoquímica y el segundo en acción de capas más profundas como el horizonte C que también es conocido con el nombre de meteorización geoquímica.

Importancia de la meteorización – erosión

El proceso de la meteorización refiere básicamente a procesos destructivos, usados por la naturaleza para la desintegración de materiales terrosos o rocosos que a ponerse en contacto con la atmosfera de su forma inicial cambian características tales como su color, textura, composición, firmeza, y forma.

Un fenómeno natural de gran importancia en tanto que es por medio del mismo que la formación del suelo se prepara, dejando las rocas a su paso a disposición de la erosión. Sin dicho fenómeno  no existiría la vegetación, ni los continentes. Es por medio de la erosión y la meteorización que el proceso  de morfogénesis actúa alterando y moldeando las formas terrestres.

 

Dejar respuesta