Desde épocas antiguas el  hombre quiso inmortalizar de algún modo los acontecimientos que ocurrían a su alrededor, para ello en primer lugar se usaron tintas naturales para pintarlo con sus propias manos mientras que  en otros  casos se realizaban esculturas talladas en materiales pétreos. Con la invención  de la cámara en 1826  se dio paso a la fotografía que plasma en un material específico la luz  recogida por una lente tal  como la observa el ojo humano, permitiendo  así ilustrar personas, paisajes y un sin número de ocasiones que serán revividas cada vez que alguien observe la fotografía.

La fotografía se puede clasificar de acuerdo al objetivo que se fotografiará, uno de las categorías más populares es la fotografía social la cual se caracteriza por cubrir eventos de participación múltiple por ejemplo Bodas, cumpleaños, bautizos, grados y en fin un sin número más de ejemplos  que  se pueden incluir en este tipo de fotografía.

FOOTGRAFO SOCIAL

La fotografía social  también  se puede catalogar  como fotografía documental ya  que  su objetivo principal es documentar un acontecimiento que tiene como protagonista a una sociedad y en si al ser humano. Este tipo de fotografía  posee una amplia  libertad  pues el fotógrafo puede enfocar su lente en un objetivo específico, o por el contrario cubrir  ampliamente el evento enfocando cada  uno de los aspectos que más llamen la atención.

En los  últimos años la demanda de la fotografía social se ha  incrementado en buena proporción, por  lo cual se ha  convertido en un negocio rentable, y gracias a la tecnología avanzada en cámaras digitales cada vez la calidad de la  fotografía es mejor lo cual atrae a más usuarios a solicitar los servicios de un fotógrafo profesional.

Mas información en minafotografia.com.ar

Dejar respuesta