¿Existen las brujas?

¿Existen las brujas?

Muchos nos hacemos esta pregunta y solo puede ser por curiosidad, o porque en el trayecto de la vida cotidiana se escucha hablar de ellas.

Si nos vamos a la realidad, esta incógnita puede considerarse como un paradigma, si bien, siempre nos preguntamos sobre la existencia de ellas y lo que habrá detrás de las mismas, pero sin certeza alguna de lo que son verdaderamente; lo que si es cierto es que existen muchos mitos que pretenden respondernos esta pregunta pero que en ultimas no dejan de ser esto “solo mitos”

Una definición que nos acerca a saber de ellas, anota que las brujas son aquellas personas malas que hacen magia, daño, en fin que tienen pacto con el diablo o el demonio, personas aliadas con tenebrosos personajes que hacen el mal o daño con un impacto increíble sobre quien recae la brujería. Se cree que obran con el lema “hacer mal o bien sin mirar a quien”

De que ¿si existen o no? en lo personal creo que sí, ya que se dice que son personas en específico mujeres del común, que pueden pasar desapercibidas, por ser normales como cualquier otra persona; cuentan que se trasforman en las noches para hacer sus cometidos, sin embargo de haberlas visto nadie da razón.


Espacio publicitario


Al ser relacionadas con personajes espeluznantes y terroríficos en libros, historietas, películas y novelas, se cree que sus características físicas dan como resultado una persona fea, con nariz larga y puntuda, boca, ojos y orejas grandes, fuera de lo normal, además de las verrugas y el aspecto arrugado en todo su cuerpo, imagen que con tan solo imaginarnos inspira rechazo, escalofrió, en fin muchas cosas que solo da miedo.

La actividad a la que se dedican las brujas como se mencionó anteriormente, se entiende que son relacionadas con los hechizos y la magia negra, pero cabe resaltar que hay también opiniones que hablan acerca de aquellas brujas buenas, más conocidas como brujas blancas que utilizan sus poderes solo para hacer el bien.

De la edad de las brujas, se conoce por fuentes anónimas, que las pueden haber jóvenes de una belleza impresionante, así como también veteranas, de ahí la importancia de estar alerta para poderles identificar, pues de esta forma se puede evitar relacionarnos mucho con ellas y por ende encontrarnos con algo inesperado por parte de las mismas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *