La ciencia considera un metal precioso, aquel metal que se encuentre en estado libre dentro de la naturaleza, es decir, que no tenga combinación alguna con otro elemento, ejemplo de ello el oro, la plata, platino, el rodio, y el paladio.  Sus características principales reflejan un estado de tendencia baja a reaccionar, de ahí que desde hace ya mucho años vienen siendo utilizados en el ámbito de la joyería en todo el mundo.

La plata y el oro han formado parte de la cultura de la humanidad desde el momento mismo de su descubrimiento, sin embargo es por el intercambio monetario que desde la antigüedad ha hecho parte del diario vivir del hombre, en aras de progreso y desarrollo de las naciones, en donde con la temática monetaria empiezan a juagar un papel importante en el mercantilismo y los diferentes sistemas económicos que han pasado y han dejado huella en la manera de intercambiar bienes y servicios a lo largo de la historia.

Los metales preciosos o nobles como también han sido denominados, guardan características físicas que le han hecho tan importantes, pues bien en el caso del oro y la plata, estos son fácil de manejar, siendo dóciles para fundir y transportar, además cuentan con una belleza extraordinaria, incomparable con otros elementos químicos, por otro lado el ser inertes ha dejado que desde nuestro ancestros sean moldeados a las necesidades e intereses de cada época y sociedad.

En cuanto al precio de los mismos, muchos creerán que el oro y la plata por cuestiones de reconocimiento a nivel mundial y a lo largo de la vida de hombre son y han sido por siempre los más caros, pues bien te contamos que no es así y para sorpresa de muchos, se establece que el oro y la plata son mucho menos costosos en cuestión de dinero frente al platino, el rodio y el paladio.

Quizá por lo anterior y por la accesibilidad que representa el hecho de que valga menos en términos de costos, es que la actividad de vender plata y oro y la compra por su parte sea más conocida de forma popular en el ámbito mercantil al rededor del mundo, además es importante mencionar que la industria que le utiliza sin duda alguna atrae mayor público que otras para las cuales son utilizados los metales nobles restantes.

 

Dejar respuesta