A medida que se desarrolla las tecnologías de la información, también aparecen nuevas amenazas contra la seguridad de los datos almacenados en un equipo informático.

El principal problema de los virus y amenazas a la seguridad de la información es que cada día están más camuflados y son más difíciles de detectar. Por ello, hemos creado una guía con unos pasos para tener tu equipo protegido y evitar el temido formateo en el momento menos deseado.

  1. Instalar un antivirus
    A pesar de que para muchos ya sea algo obvio, es necesario decir que hoy día, un ordenador que disponga de una conexión a Internet debe tener un antivirus activado en todo momento si no quieres que entren virus a través de Internet.
  2. Examina los archivos que recibes
    Ya sea a través de Outlook -u otro cliente de email-, del Messenger o de cualquier otra aplicación o cuenta de correo, seguramente recibirás archivos de todo tipo. Es importante que antes de abrirlos los analices con tu antivirus, incluso si son archivos que te envían personas de confianza (si un conocido es infectado por un virus, el propio virus puede enviarte archivos infectados haciéndose pasar por tu amigo). Ten especial cuidado con los archivos ejecutables (aquéllos que sirven para instalar una aplicación).
  3. No instales cualquier programa
    Aparte de los virus, existen programas spyware que el antivirus no detecta como virus pero que puede recopilar información de tu equipo y distribuirla a terceras personas. La única forma de evitar este problema es instalar únicamente aplicaciones de confianza, que la gente o tus amigos recomiende en los foros. Si quieres probar un programa del que no tienes referencias, búscalo poniendo su nombre en google para ver lo que dicen en las páginas web.
  4. Las páginas web también pueden tener código malicioso
    Aunque los antivirus hoy en día suelen detectar y bloquear código malicioso en las páginas web que visitas, es preferible visitar únicamente páginas populares, de confianza. En caso de que mientras navegas, alguna página te pida instalar un software o un control ActiveX sin tu consentimiento, haz clic en “no” y cierra la ventana a no ser que estés completamente seguro de lo que estás instalando.

Síntomas de infección por un virus informático

Enumeramos una serie de síntomas de que tu equipo tiene virus u otro tipo de software perjudicial:

  • El disco duro está activo cuando no realizamos ninguna tarea ni está descargando datos (se sabe cuándo la luz del disco duro se enciende continuamente).
  • Al pulsar CTRL-ALT-SUPR aparecen programas en ejecución desconocidos y sospechosos que aunque se finalicen vuelven a cargarse al reiniciar el equipo.
  • El sistema funciona anormalmente lento.
  • Algunos programas no arrancan al ser ejecutados o dejan de funcionar correctamente.
  • No puedes acceder a las unidades de disco haciendo doble clic sobre ellas.
  • El equipo se apaga o se reinicia sólo.
  • No puedes desinstalar programas desde el panel de control.

Si tu equipo padece de uno o más de estos síntomas, con toda seguridad estás infectado por un virus o malware (software peligroso). En este caso, toda la información de tu disco duro está expuesta y corres el riesgo de que el virus se propague a los contactos de tu agenda o de tu messenger, a veces incluso enviando virus camuflados y haciéndose pasar por ti. Por ello, si es el caso te recomendamos que dejes de trabajar con el equipo hasta que esté completamente desinfectado.

Para solucionarlo, puedes realizar un análisis completo de tu equipo con cualquiera de la siguiente comparativa de antivirus.

Dejar respuesta